Próstata: Todo lo que debe saber acerca de su salud

Se recomienda realizar controles periódicos a partir de los 50 años. Si tiene síntomas o antecedentes familiares de cáncer de próstata realice un chequeo preventivo a los 45 años

MENU

Próstata: Todo lo que debe saber acerca de su salud

Se recomienda realizar controles periódicos a partir de los 50 años. Si tiene síntomas o antecedentes familiares de cáncer de próstata realice un chequeo preventivo a los 45 años

PRÓSTATA: TODO LO QUE DEBE SABER ACERCA DE SU SALUD

Salvo síntomas que indiquen lo contrario, Ud. deberá comenzar a realizarse controles periódicos a partir de los 50 años.

Esta glándula en forma de nuez es parte del sistema reproductivo masculino. La próstata se encuentra debajo de la vejiga, frente al recto. Rodea la uretra (el tubo que saca la orina y el semen fuera del cuerpo). La función principal de la próstata es ayudar a producir líquido que protege y vitaliza los espermatozoides. Las vesículas seminales, que se encuentran al lado de la próstata, también agregan líquido al semen.

Los problemas de salud de la próstata más frecuentes NO son cancerosos. Estos son: agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna o HPB) o inflamación de la próstata (prostatitis). Los hombres con problemas urinarios deben hablar con su urólogo sobre la salud de su próstata.

Esta glándula se encuentra dentro de la pelvis, por lo tanto los hombres no pueden realizar autoexamen de la misma, pero su urólogo será el indicado para efectuar el chequeo mediante examen físico tacto rectal y análisis de sangre Antígeno Prostático Específico o PSA (según sus siglas en inglés).

 

PROSTATITIS Y DOLOR PÉLVICO

Prostatitis significa inflamación o infección en la próstata. La prostatitis puede ser aguda y aparecer de repente o puede ser crónica y nunca desaparecer. También puede ser recurrente. Estos problemas médicos pueden ser o no causados por bacterias.

El tratamiento es diferente para cada tipo de prostatitis. El primer paso es asegurarse de que otros problemas de salud no estén causando los síntomas. Se deben descartar problemas como inflamación de la uretra o vejiga, cistitis (infección de las vías urinarias), agrandamiento de la próstata y cáncer.

Hay pruebas que ayudan a lograr un diagnóstico claro. Mediante el tacto rectal su urólogo palpa la próstata para saber si hay algo anormal. La prueba de PSA en cambio es un análisis de sangre. Su urólogo también puede pedirle análisis de orina o líquido prostático para detectar signos de inflamación o infección.

Las opciones de tratamiento se basarán en el tipo de prostatitis que tenga y sus síntomas.

 

AGRANDAMIENTO DE LA PRÓSTATA

A medida que los hombres envejecen, la próstata puede agrandarse y comenzar a causar problemas. La próstata agrandada también se conoce como hiperplasia prostática benigna (HPB). La próstata de un hombre de 50 años es aproximadamente del tamaño de una nuez o de una pelota de golf. Con  la edad la próstata puede crecer hasta el tamaño de una naranja. Al agrandarse la próstata, aprieta la uretra y esto puede causar síntomas de las vías urinarias inferiores.

El mayor factor de riesgo conocido para el agrandamiento de la próstata es simplemente el envejecimiento. Los antecedentes familiares, la obesidad y un nivel alto de azúcar en la sangre también pueden ser factores de riesgo.

 

¿PROBLEMAS DE PROSTATA?

REALICE SU PROPIO TEST

Puntaje para los síntomas de próstata de la American Urological Association (AUA)

Interpretación puntos
Síntomas Leves 0 - 7 puntos
Síntomas Moderados 8 - 19 puntos
Síntomas Graves 20 - 35 puntos
Puntuación Máxima 35 puntos

 

¿CUÁNDO CONSULTAR AL URÓLOGO?

A partir de los 50 años o bien si presenta alguno de los síntomas del Test de la AUA. También preste atención a la presencia de sangre en la orina, dolor en la parte inferior de la pelvis, ardor o dificultad al orinar.

El agrandamiento de la próstata NO es cáncer y NO puede provocar cáncer. Aun así, ambos problemas pueden tener síntomas similares o pueden suceder al mismo tiempo. Por esta razón, su urólogo puede pedirle que se haga el análisis del PSA y posiblemente otras pruebas más.

 

¿CÓMO SE TRATA EL AGRANDAMIENTO PROSTÁTICO?

El agrandamiento de la próstata puede causar daño o infección en la vejiga e incluso daño a los riñones. Con la edad, el agrandamiento de la próstata puede empeorar. Existen diversos tratamientos para aliviar los síntomas, su urólogo puede ayudarlo a decidir cuál es el mejor plan de cuidado para usted, ya sea una cirugía menor o medicamentos de receta.

 

¿QUIÉN CORRE RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA?

Para todos los hombres el riesgo de cáncer de próstata se incrementa con la edad.

Para reducir el riesgo de cáncer de próstata es aconsejable llevar una dieta baja en grasas animales y rica en frutas y verduras. La mayoría de los médicos coinciden en que las medidas saludables para el corazón, también lo son  para la salud de la próstata. Los objetivos principales para su cuidado consisten en llevar una dieta sana, hacer ejercicio e forma regular, perder el exceso de peso y NO fumar.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL CÁNCER DE PRÓSTATA?

En las etapas tempranas, es posible que el cáncer de próstata no tenga síntomas, y cuando si los hay éstos son muy similares a los del agrandamiento de la próstata. Es muy importante la presencia del médico urólogo si tiene síntomas urinarios, como por ejemplo: no poder orinar, dolor o ardor al orinar o flujo urinario débil. La sangre en la orina o en el semen y la eyaculación dolorosa también pueden ser signos. El cáncer en estadío avanzado causa dolor en los huesos de las caderas, la pelvis, la parte baja de la espalda o la parte superior de los muslos. Además, causa pérdida de apetito o pérdida de peso no deseada.

 

DETECCIÓN DEL CÁNCER DE PRÓSTATA

¿Qué es la prueba del PSA? Es un análisis de sangre que mide el nivel del antígeno prostático específico (PSA por sus siglas en inglés). Un aumento rápido en el PSA puede ser una señal de que algo está mal. Podría ser un agrandamiento de la próstata o una inflamación llamada prostatitis. La razón más grave para un resultado alto del PSA es el cáncer de próstata. La prueba del PSA y el tacto rectal, pueden ayudarlo a mantenerse alerta y en control de su salud.

¿Qué es un tacto rectal? Durante un tacto rectal, el médico se pone un guante e introduce un dedo lubricado en el recto. Lo hace para palpar el grosor o una forma anormal de la próstata. El tacto rectal puede ayudar al médico a encontrar algún problema de la próstata.

¿Cuándo hacer las pruebas de detección del cáncer de próstata?

Se recomienda que los hombres SIN síntomas se hagan las pruebas si:

Tienen más de 50 años de edad
Tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata

Los hombres menores de 50 años de edad, CON síntomas urinarios también deben hacerse pruebas de detección. Estos pueden ser: no poder orinar, dolor o ardor al orinar, flujo urinario débil, sangre en la orina o en el semen y eyaculación dolorosa.

Menos de un tercio de los resultados de un PSA elevado indican cáncer de próstata.

Si un PSA es alto y el tacto rectal no es normal, su urólogo quizá quiera hacerle seguimiento por un tiempo o bien es posible que deba hacerle una biopsia. La biopsia de próstata (muestra de tejido) es la única forma de saber con certeza si tiene cáncer.

 

Beneficios de realizar la prueba de PSA

Una prueba norma de PSA puede darle tranquilidad.
La prueba del PSA puede detectar el cáncer de próstata antes de que se extienda a otras partes del cuerpo.
El tratamiento temprano del cáncer puede retrasar que éste se extienda a otras partes del cuerpo.
El tratamiento temprano del cáncer ayuda a algunos hombres a vivir más tiempo.
 
 
PLAN DE CUIDADO PARA EL CÁNCER DE PRÓSTATA, QUE NO SE HA EXTENDIDO A OTRAS PARTES

 

VIGILANCIA

La mayoría de los cánceres de próstata nunca llegan a ser mortales. La vigilancia activa es cuando su urólogo rastrea su cáncer en momentos establecidos con pruebas regulares del PSA y otras más. La espera vigilante es un término que usan los urólogos cuando el tratamiento es menos complicado. Se usa sólo para controlar el cáncer en pacientes que no quieren o no pueden recibir tratamiento.

TERAPIA LOCALIZADA

La prostatectomía radical se realiza para sacar la próstata, vesículas seminales, el tejido y los ganglios linfáticos. El beneficio es que al sacarse la próstata se elimina el cáncer. El cirujano llega a la próstata haciendo un corte en la parte inferior del abdomen (retropúbica abierta).

La radioterapia puede matar las células cancerosas. La radiación puede ser el tratamiento alternativo después de la cirugía si aún hay cáncer o si regresa.

TERAPIA SISTÉMICA

La terapia hormonal usa medicamentos o cirugía para reducir o bloquear la testosterona y otras hormonas sexuales masculinas. Esto puede detener o retrasar el crecimiento del cáncer de próstata y que se extiende a otras partes del cuerpo. Se pueden usar diferentes estrategias a lo largo del tiempo para retrasar el crecimiento del cáncer con la terapia hormonal.

La quimioterapia usa medicamentos fuertes para destruir las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo.

 

PLAN DE CUIDADO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO:

LA INCONTINENCIA

Muchos hombres tienen incontinencia después del tratamiento. Esto significa que no pueden controlar su necesidad de orinar o tienen problemas con escapes involuntarios de orina.

 

¿Qué tipos de incontinencia hay?

La incontinencia urinaria por esfuerzo: es cuando se escapa la orina involuntariamente al toser, reír, estornudar o incluso hacer ejercicio. Es causada por problemas con los músculos o la válvula que mantiene la orina en la vejiga. La cirugía o la radiación pueden dañar estos músculos o los nervios.
La vejiga hiperactiva o la incontinencia de urgencia: es cuando de pronto siente la necesidad de orinar, con urgencia y a menudo. Esto puede suceder incluso cuando la vejiga no está llena y puede estar o no acompañada de escapes de orina.
La incontinencia mixta: es una mezcla de los dos tipos de incontinencia anteriores.

Después de la cirugía o radiación puede tardar de varias semanas a varios meses lograr el control de la orina. Cada paciente es diferente. No dude en consultar con su urólogo sobre qué esperar y qué puede hacer.

Aunque algunas personas sienten vergüenza, la incontinencia es frecuente y se puede tratar. Más del 90% de los hombres recuperan el control de la micción después del tratamiento para el cáncer de próstata. A veces es necesario recetar medicamentos y también la cirugía puede ser una opción de tratamiento a largo plazo.  

 

PLAN DE CUIDADO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO:

LA SALUD SEXUAL

Mantener una buena vida sexual es importante no solo para su salud, sino también para la relación con su pareja. Si bien la disfunción eréctil es frecuente después del tratamiento, se puede tratar.

¿Qué causan los problemas de erección después del tratamiento del cáncer de próstata?

Los nervios que tienen un papel en la erección rodean la glándula prostática. Las cirugías y la radiación pueden afectar los nervios que controlan el flujo de sangre al pene, causando la disfunción eréctil. Los hombres que toman terapia hormonal también pueden notar cambios en su libido o en sus orgasmos.

¿Cuánto tiempo después del tratamiento del cáncer de próstata puede durar la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es diferente en cada persona. Es importante saber que algunos hombres pueden recuperarse por completo. Si tiene problemas, su urólogo podrá ofrecerle varias opciones de tratamientos.

 

CÁNCER DE PRÓSTATA AVANZADO

¿Cómo sabré si mi cáncer de próstata está avanzando?

Incluso con tratamiento, el cáncer podría extenderse a otras partes del cuerpo o progresar. La mejor forma de saberlo es estar atento a cambios en los niveles de PSA. Con el tiempo, se pueden hacer otras pruebas de laboratorio o de imágenes para ver si el cáncer ha avanzado.

¿Cuál es el plan de cuidado para tratar el cáncer de próstata en etapa avanzada?

Si el cáncer progresa, su urólogo le informará cuáles son las siguientes medidas que se pueden tomar. Hay muchas maneras de manejar el cáncer de próstata en etapa avanzada, la primera opción es la terapia hormonal. También se puede indicar quimioterapia, radioterapia entre otras.  

Fuente: Staff Centro Urológico Mendoza